CRISMOL > PROCESO DE TRATAMIENTO

Todos los residuos de vidrio y de envases de vidrio que se recepcionan en nuestras instalaciones son clasificados y acondicionados mediante las mejores técnicas disponibles en el mercado para el Reciclaje de vidrio.

En la primera fase del tratamiento, se extrae de la corriente de entrada todo tipo de impurezas, tales como envases de plástico, tapones, corchos, piedras, cerámicas, papeles, etc. Los elementos metálicos se extraen automáticamente mediante imanes permanentes, y los metales no férricos se extraen mediante un separado basado en corrientes de Foucault.

Posteriormente se clasifica el vidrio según su granulometría mediante diversas cribas. De manera automática, los aparatos de sistemas ópticos eliminan de la corriente de vidrio los materiales extraños al vidrio, como cerámicas y piedras.

El proceso de selección y tratamiento se realiza de manera automática y bajo rigurosos controles de calidad del producto final, realizados en continuo mediante muestreo significativo.

Mediante este riguroso proceso de tratamiento, el calcín producido a partir de los residuos de envases de vidrio ha perdido la condición de residuo, convirtiéndose en una materia prima secundaria que será utilizada en los hornos de vidrio para producir nuevos envases de vidrio.

Por otro lado, el vidrio reciclado producido a partir de los residuos de vidrios industriales, se convierte en vidrio molido CRISMOL® de alta calidad técnica, que será utilizado en diversas aplicaciones.

[-> link a aplicaciones Crismol]

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información estadística de manera anónima sobre la navegación en las páginas. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. No obstante, si lo deseas, puedes cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento. Para más información sobre nuestra Política de cookies, pulse aquí. ACEPTAR

Aviso de cookies